martes, 21 de febrero de 2017

OTRA VEZ GANO LA IZQUIERDA: RECHAZARON LA CANDIDATURA A LA CIDH DEL DR. DE CASAS




Una vez más, el poder del lobby derechohumanista movió sus hilos para seguir manteniendo en la cresta de la ola el curro de los ddhh.


Por Cris Yozia

Los ladriprogresistas, envalentonados tras  haberse llevado puesto al ex director del Teatro Colón Darío Lopérfido, fueron por más. Esta vez ejerciendo una inmensa presión en la sociedad y en los medios, las organizaciones dueñas del monopolio de los ddhh solicitaron insistentemente que se postule "a una persona idónea" (a sus intereses políticos) ante el organismo internacional Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en lugar del abogado mendocino que fue defensor de un prisionero político víctima de la venganza montonera. 



El bombardeo mediático desde que se conoció esta información era tan intenso, que todos los días teníamos noticias sobre este tema. Distintas voces desde la izquierda se alzaban a diario: la asociación de abogados y abogadas de derecho indígena, la asociación civil por la igualdad y la justicia, la asamblea permanente por los derechos humanos, la comisión argentina para los refugiados y migrantes, la comunidad homosexual argentina, madres y abuelas de Plaza de Mayo, el grupo feminista ni una menos... hasta el activista Adolfo Pérez Esquivel y el Partido Obrero seguidos de 120 sellos que se abastecen de este vil negocio que llaman ddhh rechazaban y repudiaban la postulación del abogado mendocino Carlos de Casas ante la OEA, que hiciera los primeros días de Febrero el presidente Mauricio Macri, para cubrir las vacantes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el período 2018-2021.

El principal argumento que utilizaban contra este letrado se basaba en la defensa judicial que hizo del Militar prisionero político Blas Gómez Saa, “represor y ex sub jefe de inteligencia de la VIII Brigada de Infantería de Montaña”, y tanto fue el rechazo hacia este profesional que hasta la mismísima ex presidente Cristina Fernández en su cuenta de Twitter y el director terrorista del CELS, Horacio Verbitsky, en su columna del pasquín izquierdista Página 12, dispararon misiles contra De Casas.


Trayectoria e idoneidad políticamente incorrecta

Ya organizada esta operación política contra el letrado propuesto por Macri, dieron a conocer un comunicado en el que manifestaban sus intenciones:


“La persona propuesta por el Gobierno Nacional carece de trayectoria en la defensa de los derechos humanos en nuestro país, siendo su única actuación en el proceso de memoria, verdad y justicia, la defensa particular del represor mendocino Enrique Blas Gómez Saa, quien en la actualidad se encuentra impune por causas biológicas, explicaron.

Manifestaron su rechazo, alegando que “del perfil profesional del Dr. de Casas se desprende su total ajenidad a la temática debido a “su vinculación al derecho penal empresarial, financiero y tributario que nada tiene que ver con la labor de promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano”.

“La CIDH debe estar integrada por personas de extensa trayectoria y reconocida idoneidad en la materia, aseguraron los firmantes del libelo mencionados anteriormente.


Y, como era de esperarse, aprovecharon la ocasión para disparar contra la figura presidencial de Mauricio Macri al afirmar: la candidatura de del Dr. de Casas responde a la total indiferencia, desinterés y desconocimiento de la 'defensa y promoción de los derechos humanos en nuestro país' y nuestro continente por parte de la gestión nacional actual”. 

Con este argumento, solicitaron “que se envíe a la OEA como representante del Estado Argentino a un candidato idóneo y de reconocida trayectoria en la materia para cumplir con tan elevada misión”. Dicho en otras palabras: que se envíe a alguien reconocido y aprobado por la izquierda para representar a nuestro país en esa organización internacional.

¿Como se defendió De Casas?


Ante la polémica desatada por estas "organizaciones sociales y de derechos humanos" tras darse a conocer la postulación del actual profesor en la Universidad de Mendoza y especialista en derecho penal, de Casas se defendió en una entrevista concedida el lunes 6 de Febrero a la emisora Radio Mitre mendocina.


“Soy defensor de los juicios por la memoria, pero con estas críticas ahora parece que el represor soy yo”, afirmó en diálogo con Radio Mitre Mendoza, acerca de la designación que no le sorprendió y ya que le fue propuesta hace tiempo, en base a sus 4 décadas de trayectoria como abogado y 37 como docente.

“Yo defendí a Gómez Saá, un militar que fue echado por el Gral. Menéndez el 24 de marzo de 1976, de su lugar de trabajo en Puente del Inca. Nunca llegamos a juicios, pero ese hombre después fue vital en la estrategia de inteligencia frente a un conflicto que teníamos en forma inminente con Chile, en esa época”, rememoró.

Respecto de las acusaciones, concluyó que “en Derechos Humanos algunos se dedicaron al activismo y otros a la academia. Descalificar a una persona porque no se sabe del tema no está bien”.


Que hubo detrás de la movida contra de Casas



Estos grupos de izquierda que no se detuvieron en su feroz ataque contra este abogado, llegaron a afirmar que mintió en el juicio donde su trabajo era defender a un Militar en uno de los rentables “juicios de lesa” que se desarrollaron en nuestro país.

En la vivisección que hicieron con este letrado, descubrieron que De Casas se ha pronunciado en contra de estándares internacionales de libertad de expresión, de igualdad y no discriminación de personas de la comunidad LGBTI (personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersex) y de los derechos de las mujeres, y también está en contra de la derogación del delito de desacato”. 

Al llegar a este punto, vemos que hay realmente escondido detrás de este rechazo tan virulento contra la postulación de De Casas: el progresismo de izquierda, el lobby gay, el rentable negocio de los ddhh con el que muchos se llenaron y se siguen llenando los bolsillos y la imperiosa necesidad de exhibir que ellos siguen teniendo el mismo poder del que gozaban durante el gobierno de CFK.



Finalmente, a De Casas lo defenestraron y ganaron esta pulseada. 

Es para reflexionar: ¿habrían podido ganar ellos solos, siendo un ínfimo grupo de personas? ¿o sin la ayuda que les dio la difusión que les brindó el "periodismo independiente" jamás lo habrían logrado?