domingo, 20 de agosto de 2017

VOLVIMOS AL FUTURO


"Cuantas veces a un envido con un cuatro dije ¡Quiero!...
y otra vez me fui a baraja teniendo las treinta y tres"
Celedonio Flores.

Por 
Enrique Guillermo Avogadro

Léase como se quiera, el domingo pasado Esteban Bullrich y Gladys González, de Cambiemos, casi dos desconocidos, dos "cuatro de copas" en la política de la Provincia de Buenos Aires le ganaron nada menos que al mayor cuco de la Argentina, Cristina Elisabet Fernández quien, acompañada por el terrorista montonero Jorge Taiana, obtuvo menos votos que Daniel Scioli o Anímal Fernández. El escrutinio oficial, que comenzó esta semana, carece de importancia pues se trató sólo de primarias.

A ese resultado de Cambiemos se sumó el triunfo en los bastiones opositores de Córdoba, Entre Ríos, Santa Cruz y San Luis, y el empate en Santa Fe; este dramático hecho que, con absoluta certeza, se consolidará el 24 de octubre en las verdaderas elecciones de medio término, pero permite ya a nuestro país volver a pensar en una agenda de futuro.

Uno de los primeros efectos se percibe en los Tribunales Federales de Comodoro Py, con la llegada de los efluvios de una nueva realidad a la extremadamente sensible nariz de los magistrados. Hasta entonces, muchos habían esperado cobardemente antes de acelerar la marcha de expedientes en los que se investiga la gigantesca corrupción del pasado gobierno, ignorando el masivo reclamo que, en las marchas del 20 de junio y del 3 de agosto, les formuló la sociedad. Pero ahora, con el ladrón de Eduardo Freiler suspendido como miembro de la Cámara Federal y varios más en capilla, la velocidad es otra y nada menos que Julio de Vido irá a juicio oral a partir de septiembre; con este nuevo ritmo, las probabilidades de que recalen en prisión grandes personajes del kirchnerismo durante lo que resta de la campaña electoral se han incrementado exponencialmente.

Espero que se empiece a corregir, también, la situación que afecta a los dos mil presos políticos, ancianos cuyas vidas se extinguen miserablemente en cárceles de todo el país por falta de atención médica y la violación de todas las garantías constitucionales.

Al respecto, mi habitual indignación superó todo lo anterior cuando, el miércoles, le fue concedida la prisión domiciliaria -aún no efectivizada- a Milagro Sala, una mujer que llegó a constituir un estado mafioso dentro del Estado, procesada ahora en muchas causas por corrupción, amenazas, defraudación al Estado, lesiones, usurpación, etc.. Esta "señora" no tiene la edad para acceder a ese beneficio y, además, es obvio que puede poner en riesgo las investigaciones o fugarse, ya que su organización -la Tupac Amaru- continúa siendo poderosa, pero la presión de los organismos de derechos humanos tuertos, incluyendo los internacionales, parece ser demasiada para los maleables integrantes de la Justicia argentina.

Y no pude menos que indignarme porque, el mes pasado, al igual que había sucedido hace poco con el Cnel. Hugo Delmé, de 83 años y con más de cuatrocientos militares, murió en cautiverio el Tte. Coronel Julio César Meroi, imputado en la causa armada en relación con el Operativo Independencia, mediante el cual y bajo un gobierno constitucional, el Ejército combatió para impedir que el ERP declarara un estado independiente; contemporáneamente, falleció su mujer. Tres días después, harta de un Tribunal compuesto por asesinos togados que nunca había siquiera escuchado a su padre, su hija Sandra se suicidó.

A la luz de los dolorosos sucesos de Barcelona, una ciudad entrañable para todos nosotros, resurgió una vieja polémica: la calificación de los terroristas en función de su servicio a la "causa". En Cataluña, actuaron sin duda los malos, y merecieron la unánime condena social; aquí, sin embargo, como se ve, a quienes intentaron asaltar el poder a sangre y fuego en los 70's y que dejaron casi veinte mil víctimas civiles nunca reconocidas, se los reivindica como "jóvenes idealistas" y aún hoy se los premia con suculentas indemnizaciones, cargos y canonjías.

Volviendo al título de esta nota, los ítems que debieran componer la agenda del futuro los conocemos todos, pero es necesario enumerarlos para que los políticos de todos los colores los incorporen a las suyas y los transformen en políticas de estado. La conformación que tendrán las cámaras del Congreso a partir de diciembre, en las cuales nadie dispondrá de mayorías propias, obligará a la permanente negociación, una de las bases fundamentales de la democracia. El Frente para la Qué?, mutado ahora en Unión Ciudadana, protagonista de la más cerril y cínica oposición, quedará muy deshilachado y perderá peso, pero el justicialismo más racional, en todas sus formas, ha probado en estos dos años ser capaz de colaborar con la gobernabilidad.

Creo que el primero en la lista de grandes temas tiene que ser la educación en todos sus niveles, en especial el terciario, al cual me he referido en varias notas anteriores con propuestas concretas (vgr: http://egavogadro.blogspot.com.ar/2011/03/estupida-universidad.html). Es absurdo y suicida que sigamos enseñando con métodos del siglo XIX y maestros y profesores del siglo XX en esta época, marcada por la informática, la competitividad y el desarrollo de los servicios como industria; también lo es que el Estado no intervenga para decidir qué carreras universitarias debe privilegiar e incentivar para cubrir las necesidades de un país que pretende reinsertarse en el mundo.

Pero también deben formar parte de las prioridades las reformas tributaria y laboral, la responsabilidad fiscal, el financiamiento de los partidos políticos, la modificación del sistema electoral, el federalismo, la limitación en los mandatos, la división de la Provincia de Buenos Aires, la modificación en los códigos procesales penales, la composición del Consejo de la Magistratura, la introducción del voto para los jueces de menor cuantía y los jefes policiales de las pequeñas comunidades, la lucha contra el narcotráfico, la renovación de las fuerzas armadas y la seguridad de nuestro territorio y sus fronteras, la política migratoria, la responsabilidad penal empresaria, la extinción del dominio en los casos de corrupción.

El Gobierno, que hoy se encuentra en un inmejorable escenario político, debe ponerse al hombro esa agenda, porque ella será la que determine el verdadero cambio que la ciudadanía escogió hace dos años y, como se ve, pretende seguir apoyando y eligiendo. Significa una enorme responsabilidad y un gigantesco desafío para el Presidente Mauricio Macri, la Gobernadora María Eugenia Vidal y todo el equipo que se encuentra en el puente de mando de esta complicada nave que es nuestro impaciente y extraño país. Si consigue enmendar el rumbo de decadencia e insignificancia que hemos mantenido férreamente durante tantas décadas, su éxito será de y para todos, pero también nos pertenecerá el fracaso si no lo logra.

Esa responsabilidad es compartida con todos aquellos a los cuales el trabajo, el ingenio o la mera suerte puso en condiciones de ocupar un lugar preponderante en la sociedad, un rol del cual abdicaron también hace muchos años, cuanto entregaron la administración de nuestro bien más preciado, la propia Argentina, a verdaderos cafres. Ahora es el momento de apostar al futuro, invirtiendo para crear trabajo, para producir y exportar y, con ello, devolver a la sociedad en su conjunto un merecido bienestar.

Espero que Dios recuerde que, alguna vez, fue argentino.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado


viernes, 18 de agosto de 2017

SEGUNDA CARTA DE EMILIO NANI AL NUNCIO APOSTÓLICO


En el día de la fecha, se entregó una 2º carta al SER Monseñor Emil Paul Tscherring (Nuncio Apostólico), de parte del Tte Cnel Emilio Nani, la cual se da a conocer a continuación.


BUENOS AIRES, 14 de Agosto de 2017

SER

Monseñor Emil Paul Tscherring

Nuncio Apostólico

PRESENTE

De mi mayor consideración:

Habiendo transcurrido más de tres meses desde que le solicitara mi pedido de asilo diplomático, sin que Ud. tuviera la mínima deferencia de esbozar una escueta respuesta a los aspectos considerados en la nota presentada ante la Nunciatura, sin albergar demasiadas esperanzas, vuelvo a escribirle, para ver, si en algo, logro conmoverlo.

El 95 % de los presos políticos somos católicos y, por lo tanto, merecedores de algo más que la indiferencia.- En reiteradas y estériles oportunidades hemos recurrido a nuestros pastores en búsqueda de cristiana protección, ante la cada vez más evidente ausencia de garantías constitucionales y jurídicas para quienes tuvimos la responsabilidad de participar en la guerra contraterrorista que le evitó a nuestro país las consecuencias de todos aquellos que tuvieron la desgracia de caer bajo las garras de regímenes totalitarios comunistas, en todas sus variantes, o como mínimo padecer lo que hoy sufre nuestro hermano pueblo venezolano, ante el silencio hipócrita de izquierdas y derechas.

Hoy recibimos las visitas de jefes de Estado (como Obama, Hollande o Merkel) quienes, como una cruel ironía hipócrita, se acercan al mal llamado “monumento de la memoria” para arrojar flores al Río de la Plata para rendir homenaje a los terroristas que ensangrentaron nuestra Patria, para luego reunirse con el presidente argentino con la finalidad de abogar por una lucha conjunta contra el terrorismo.

¿Acaso existen dos tipos diferentes de terrorismo, uno muy malo que es el que padecen los países del llamado Primer Mundo, al que hay que destruir utilizando los métodos más crueles posibles, como vemos a diario por los medios de comunicación, y otro muy bueno, que es el que padecimos y padecemos, los países de segunda categoría, que merece todo tipo de reconocimiento, reparación y recompensas?.

El doble estándar con que se miden estas cosas, asquea por su cinismo y por su hipocresía.

¿Cuántos muertos le ha costado al pueblo venezolano el silencio cómplice del “mundo desarrollado”, la Hispanoamérica impúdica y falsaria y la “progresía” sinvergüenza, para que, ante la tragedia que vemos por los medios de comunicación, haya provocado que, tibiamente, comiencen a escucharse algunas voces de conocidos militantes de las izquierdas nacional e internacional?.

¿Por qué los cínicos e hipócritas periodistas e intelectuales de izquierda, recién ahora alzan sus voces contra Maduro y su criminal régimen, cuando guardaron ominoso silencio durante el gobierno de Hugo Chávez, que en poco o nada se diferenciaba del actual y lo continúan haciendo con los padecimientos del pueblo cubano, que en nada se hubieran diferenciado por los sufridos por el pueblo argentino, de no haber sido por la acción de quienes hoy nos vemos despreciados, calificados como genocidas, represores, violadores de los derechos humanos o perpetradores de delitos de lesa humanidad?

En mi nota de solicitud de asilo diplomático (que le adjunto como Anexo 1 a la presente, para el caso que no recuerde su contenido, la haya perdido o, simplemente, la haya destruido), desarrollé unos pocos fundamentos para explicarle por qué considero que nuestro país es una Venezuela light, en el que no existen las menores garantías constitucionales y jurídicas, tales como que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, además de estar sospechado de graves hechos de corrupción, como lo vienen denunciando la diputada nacional Elisa Carrió y la periodista Natalia Aguiar, en su libro “El señor de la Corte”, en cuyos capítulos 2 y último, además lo acusa de haber pertenecido a la organización terrorista Montoneros, como también numerosos políticos, jueces, periodistas, intelectuales, empresarios, religiosos, que utilizan sus encumbrados cargos para continuar sembrando odios y discordias entre los argentinos, para mantener abiertas las heridas del pasado, lo que pone en evidencia la existencia de una guerra inconclusa, a la que estos gerontes canallas, pretenden impulsar a las nuevas generaciones, tal como lo hicieron con ellos en el pasado (Ver el Anexo 2).

Cuando se escucha a los políticos y comunicadores sociales hablar de “juicios justos” o de dejar todo en manos de la justicia, cuando se sabe que los juicios se caracterizan por violaciones a cuanta norma jurídica existe, en manos de jueces que han hecho del prevaricato su metodología para negar Justicia, convirtiéndola en espectáculos circenses de ajusticiamiento, uno no puede sentir menos que una dolorosa falta de respeto hacia el Estado de Derecho que tanto reclaman, no sólo el pueblo argentino, sino todos aquéllos que todavía ven a la Argentina como tierra promisoria en la cual invertir, creando las fuentes de trabajo que tanto está necesitando nuestro hambreado pueblo (ver Anexos 3 y 4).

En los denominados “juicios de lesa humanidad”, son querellantes los estados nacional y provinciales, querellas que, con total cinismo, ignoran sistemáticamente las violaciones constitucionales y jurídicas que aquí cito, mientras que –en representación de sus mandantes- apoyan el avasallamiento de los derechos humanos de ancianos septua, octo y hasta nonagenarios detenidos, a los que, sin ningún pudor, llevan a la muerte como ha sucedido con la mayoría de los más de 400 presos políticos ya fallecidos

Como le expliqué en la nota que Ud. tan groseramente ignoró, países como España, Italia y Estados Unidos, nos han dado lecciones de lo que es el apego al derecho, negando extradiciones a tres militares requeridos por la “injusticia ilegítima argentina”, alegando que los delitos invocados para el logro de sus rastreros propósitos, eran inexistentes, debido a que el invocado Estatuto de Roma, no se encontraba vigente en el momento de la supuesta comisión de los hechos que se les pretendían imputar, por lo que se constituían en figuras inexistentes, debido a que se les estaría aplicando la norma en forma retroactiva. Lo curioso de todo esto es que los que estarían incursos en la comisión de delitos de lesa humanidad, son los propios jueces que los invocan, tal como queda desarrollado en los Anexos 6, 7 y 8 adjuntos a la presente nota.

Clara diferencia entre los Jueces que son fieles a su respeto por el Derecho y otros que se encuentran muy lejanos de hacerlo.

También, como le expliqué en la nota que Ud. no tuvo intención de tener en cuenta, ni en el seno de la Santa Iglesia Católica hemos encontrado el cobijo, la contención y la piedad que reclamamos, hasta el punto que, la inmensa mayoría de los presos políticos asesinados en el marco del Plan Sistemático de Exterminio de un sector de la población instrumentado por la corrupta corporación político judicial, ni siquiera tuvieron acceso a recibir los Santos Óleos.

Otra gran duda que tengo, es cómo logra, la jerarquía eclesiástica, convivir con el pasado tenebroso del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo que tantos niños y adolescentes enviara a matar y morir y el presente igualmente tenebroso del Grupo de Curas en Opción por los Pobres, que lejos de buscar la reconciliación y la concordia que tanto estamos necesitando, cumpliendo con el mensaje de amor y paz de Nuestro Señor Jesucristo, se constituyen verdaderos difusores de proclamas cargadas de odio y violencia, llegándose al extremo que en el Año de la Misericordia, la única ausente para nosotros fue, precisamente, la misericordia.

Debido a su inaceptable e inexplicable silencio ante la nota que le enviara solicitándole asilo diplomático, necesito insistir en una de las preguntas que le hiciera: ¿qué piensan los obispos que hubiera sucedido con los religiosos y religiosas, si el proyecto socialista de los Montoneros (con su anunciada masacre de 300.000 argentinos) o del Ejército Revolucionario del Pueblo (con su millón de muertos, según lo previsto por Mario Santucho), hubiera tenido éxito?

¿Qué hubiera sido de los millones de argentinos que hoy caminan libremente por la calle?. ¿Qué creen, los políticos, jueces, sindicalistas, docentes, periodistas, intelectuales, empresarios, religiosos de todos los credos y el resto de la sociedad, que hubiera sucedido con ellos, si el proyecto socialista del ERP/MTP o Montoneros hubieran tenido éxito?

Le reitero lo expresado en el artículo que le adjunto como Anexo 2, a la presente nota:

• Algunos (muy pocos) habrían sido miembros de Comité Central del régimen totalitario instalado;

• Muchos otros hubiéramos sido fusilados;

• Otros hubieran sufrido eternas privaciones de su libertad en cárceles horrorosas (de los cuales, con el correr de los días, mucho también hubiesen sido asesinados);

• Otros habrían terminado en granjas colectivas (¡¡¡qué colegio Newman, ni diarios La Nación, Perfil o Clarín; ni Bridas, ni Arcor, ni SOCMA; ni PRO, ni PJ, ni UCR, ni Coalición Cívica; qué Comisión Episcopal, ni obispados, ni arzobispados, ni sinagogas o mezquitas, ni ocho cuartos!!!);

TODOS estarían haciendo largas colas en los depósitos para recibir las migajas del régimen, para poder alimentarse y sus hijas prostituidas para poder sobrevivir;

Y ABSOLUTAMENTE TODOS, HABRÍAN PERDIDO SU LIBERTAD, la libertad que quienes están presos, les aseguraron hasta estos días, libertad que se les ha conculcado a los libertadores.

¡Qué triste que es ver en mi país que se repudie a quiénes les evitamos tales padecimientos y se arrastren ante aquéllos que intentaron llevarlos a tales oprobios!.

¡Qué triste que es ver a una jerarquía eclesiástica que adula a los Maduro, los Chávez, los Castro, los Ortega, los Morales, los Timochenko, los Kirchner y tantos otros tiranos, corruptos y terroristas que han sometido a sus pueblos en las peores felonías!

Creo que ha llegado el momento de decir la Verdad y dejar de ser hipócritas, para que los argentinos, de una buena vez por todas podamos construir un país en el que la PAZ sea una realidad.- Si Uds. no están dispuestos a ello, que Dios se apiade de sus almas.

Sin otro particular, lo saludo reiterándole mis expresiones de respeto y consideración,

Emilio Guillermo Nani

Teniente Coronel (R)

Veterano de Guerra

PRESO POLÍTICO

PD.: Todo ésto hubiera preferido decírselo personalmente, pero Ud. eligió el camino de la indiferencia, que es el peor camino. Para el caso que decida actuar correctamente, le comunico que me encuentro encarcelado en la Unidad Penitenciaria 34 de Campo de Mayo, donde con mucho placer me gustaría recibirlo.


martes, 15 de agosto de 2017

CAMBOYA: UNA VISITA A LOS CAMPOS DE LA MUERTE

En este país del sudeste asiático fueron asesinadas 2 millones de personas en los 70. Los campos de exterminio son ahora atractivos turísticos. 

Sábado a la mañana en Phnom Penh. En la calle, muchos caminan hacia la avenida Preah Sisowath, la zona más turística, a orillas del Río Tonlé Sap. Esta ciudad es capital del Reino de Camboya, país del sudeste asiático que formaba parte de la Indochina Francesa (con Laos y Vietnam). “¿Vas a los bang bang bang?”, pregunta el taxista imitando con sus brazos una ametralladora en acción. Su risa resulta desagradable: parece desconocer su propia historia. El hombre deduce adónde voy: a los campos de la muerte.


El terror en los huesos, exhibidos en el museo. Foto: Lorena Samponi
A 15 kilómetros de la capital se encuentra un pasado sombrío y brutal que, poco a poco, se volvió punto turístico. Los campos de la muerte –The Killing Fields– cada día reciben a cientos de personas que visitan el lugar donde funcionó uno de los 300 centros de tortura durante la dictadura que comenzó en 1975. Este campo de exterminio, conocido como Choeung Ek, está alejado de la ciudad. Para llegar, el tuctuc –triciclo motorizado que funciona como taxi en Asia– se abre paso a toda velocidad por un camino de tierra todo poceado. El calor es sofocante. “Es mejor llegar temprano para recorrerlo”, aclara el taxista. La primera imagen en las afueras de la capital es poco grata. Cada tanto, los olores son tan nauseabundos que nos obligan a taparnos la nariz. En Camboya la desigualdad se respira a cada paso. Es el reflejo de un país que se recupera, pero a cuenta gotas. “Cuidado con la mochila”, me aconseja el taxista.

En el Choeung Ek hay rastros de pasado, como son los árboles de la palma de azúcar cuyas hojas eran utilizadas para cortar la garganta de los prisioneros. En la tierra abundan los pozos que, según la gente del lugar, “es porque ahí hubo tumbas”. Todavía hay cadáveres escondidos. Cuando llueve es frecuente que harapos, huesos y dientes asomen a la superficie. También el lugar conserva “El árbol mágico”, de donde se colgaban los parlantes que emitían las marchas comunistas. El audioguía que alquilé a la entrada del predio asegura que “es el tipo de árbol donde Buda se sentó cuando alcanzó la iluminación”. Cada noche, sobre ese gran árbol, los soldados estrellaban cabezas de los bebés y niños que llegaban al campo de exterminio. Las madres eran obligadas a observar los asesinatos. Tenían prohibido llorar.


Testimonio de la cama de tortura. Foto: Lorena Samponi

Cuando el Choeung Ek se volvió museo, a metros de la entrada, se construyó una gran estupa de forma budista. Hay que descalzarse para entrar. Adentro de esa estructura de cemento, hay poco espacio para moverse. Nos sumergimos a través de vidrieras que en su interior contienen unos cinco mil cráneos divididos según edad y sexo. En ese lugar, cada 20 de mayo se realiza una ceremonia para conmemorar El día de la ira, mientras cientos de monjes budistas rezan.

El comienzo del horror

El ideólogo, en principio desde el anonimato, fue Pol Pot, un hijo de acomodados terratenientes formado en Francia, que durante su estadía en París pensó cómo Camboya podía dejar de ser una colonia. Así se acercó a las ideas comunistas y junto con otros compatriotas que estudiaban con él decidió formar el Partido Comunista Camboyano. Cuando la idea de revolución era un hecho, Pol Pot volvió a su país y se unió a los norvietnamitas, una alianza que duró poco. En la jungla fronteriza con Vietnam se fortalecieron los Jemeres Rojos, aldeanos vueltos revolucionarios bajo el liderazgo de Pol Pot, que en cuatro años asesinaron a más de dos millones de personas.


Templo para recordar a los asesinatos. Contiene 5 mil cráneos. Foto: Lorena Samponi

El dictador prohibió el uso de la moneda, la religión, la cultura, la educación, las manifestaciones artísticas y el deporte con el sólo objetivo de tener “una sociedad autosuficiente”. La caída de la capital de Camboya fue en la mañana del 17 de abril de 1975. Las tropas Jemeres marcharon triunfales por las calles de Phnom Penh. La gente festejaba porque creía que se terminaba el gobierno de Lon Nol, quien presidía el país desde hacía tres años. Pero ese día la ciudad fue vaciada y muchos murieron en la larga procesión al campo. Paradójicamente, mientras el país se convertía en el máximo productor mundial de arroz, los camboyanos pasaban hambre.

Mirada argentina

María Soledad Palmero, profesora de Dibujo y Pintura Artística, oriunda de Chubut, trabajó como voluntaria en distintos jardines pertenecientes a la diócesis de Battambang, además de capacitar a docentes. La argentina dice que en Camboya valoran mucho a los profesionales porque “casi no hay”, fueron asesinados durante la dictadura: “Es una generación que ha sido aplastada”. Su relación con los camboyanos le dejó la certeza de que son gente espiritual, agradecida y respetuosa pero que tienen que “recuperar los vínculos afectivos, la idea de familia.

Durante su estadía en este país asiático, la docente no dejó de sorprenderse de algunas cotidianidades de sus habitantes. “Tiene costumbres muy diferentes a las nuestras. Creen en la reencarnación, por eso creman los cuerpos, fallece una persona y la familia quema el cuerpo en el patio de la casa o al aire libre. Cada tanto se siente el olor a que se está quemando un cadáver”, describe. Lo que le impactó de este país es que existe mucha prostitución infantil y que es frecuente que algunos padres “vendan” la virginidad de sus hijas. “Se lleva a la nena a un hospital público donde se certifica que la nena sea virgen”, cuenta.

El museo de la muerte

En el que actualmente es el Museo de los Crímenes Genocidas funcionó la S-21, una cárcel para “prisioneros especiales”. El lugar, que fuera originalmente una escuela, todavía conserva el antiguo patio del recreo, que está rodeado de plantas, árboles y varios bancos. El patio está rodeado por tres edificios de paredes grises y sucias. Las galerías y ventanas conservan las rejas y alambres de púa que fueron colocados para evitar que los prisioneros se escaparan o se suicidaran. Debían ser torturados hasta que se creyeran lo que los Jemeres les hacían repetir. También firmaban confesiones que los vinculaban con la CIA estadounidense o a las fuerzas vietnamitas. En tiempos de Pol Pot, la S-21 se convirtió en una cárcel de máxima seguridad donde fueron asesinados más de 14.000 prisioneros. Sólo siete personas sobrevivieron.

Unas escaleras anchas y oscuras conducen a cada uno de los tres pisos que tiene cada edificio. Las celdas pueden visitarse pero no ser fotografiadas, aunque muchos no cumplen con esta regla del museo. “¡Cómo hay gente sacácandose selfies!”, se queja una turista valenciana, Sara. Al entrar a una de las aulas, una mujer que está sacando fotos gira hacia la puerta y con cara de espanto me dice: “La sensación es que todo se cae encima. Las marcas en las puertas son de la época, el pizarrón, este lugar carga una energía de lo que pasó. Todo está tal cual, todo lo que se usó”. La mujer saca otras fotos y luego se pierde.

En otras aulas más amplias del edificio B están colgadas las fotos en blanco y negro de los detenidos, muchos de ellos con su número de ingreso. Cuando llegaban al S-21, los prisioneros eran registrados y fotografiados. Mujeres, hombres y niños: las caras de horror se repiten. Las escaleras manchadas nos llevan al último edificio, el C. Allí hay otras aulas que tienen gabinetes angostos de madera –similares a confesionarios– y pequeñas celdas construidas con ladrillos huecos y revoque desprolijo. De ahí hay que irse rápido: la oscuridad intimida.

A los veinte minutos, vuelvo al patio. El taxista parecía apurado. “Tengo otro viaje”, se excusa. ¿Irá otra vez a los bang bang bang? De sólo pensarlo, el olor nauseabundo me envuelve .

CLARIN


PRIMER FALLO A FAVOR DE UN NIETO RECUPERADO QUE SOLICITÓ MANTENER EL APELLIDO DE LA FAMILIA QUE LO ADOPTÓ


Hilario Bacca tiene 39 años y quiere conservar el nombre que lo identifica y con el que lo bautizaron sus padres adoptivos. Denunció presiones de "organizaciones de derechos humanos".


Hilario tiene 39 años. A los cuatro sus padres le contaron que era adoptado. Cuando estaba llegando a la adolescencia le insistieron para que comience la búsqueda de la verdad sobre sus padres biológicos.



Eduardo Cagnola y Liliana Pereyra

En octubre de 1977, la pareja de MONTONEROS Eduardo Cagnola y Liliana Pereyra fueron detenidos en una pensión de la ciudad de Mar del Plata. Estuvieron presos en la base de buzos tácticos de la ciudad balnearia hasta que Liliana fue trasladada a la ESMA y en febrero de 1978 dio a luz un niño.

El matrimonio que adoptó al niño -José Bacca y Cristina Mariñelarena- no tenía vínculos con el gobierno cívico-militar. Según declaró el propio Hilario, en el juicio al que injustamente fueron sometidos sus padres, ellos no estaban al tanto de la situación que vivía la Argentina por aquellos días. 

Hilario además, denunció que la agrupación H.I.J.O.S. lo "persiguió varios años". "Me aprietan, me aprietan hasta que un día les digo: hagan lo que tengan que hacer pero yo voluntariamente no tengo interés de ir a buscar nada de esto".

Pese a que se entrevistó con el juez federal Jorge Ballesteros para manifestarle su decisión de no averiguar quiénes eran sus padres biológicos, el magistrado ordenó que le allanaran la casa para tomar en forma compulsiva una muestra de material biológico, a fin de realizarle un examen de ADN

"A las 5 de la mañana me golpearon la puerta, me dijeron que si no les abría, la tiraban. Era personal del Ejército armado, la jefa del Hospital Durán y dos testigos. Fue terrible. Se llevaron un par de medias, un cepillo de dientes y el resultado lo sacaron de una maquinita de afeitar".

Después de un largo proceso, la justicia se dignó a dar a Hilario Bacca lo que él deseaba: conservar el nombre que lo identifica y con el que lo bautizaron sus padres adoptivos.

"Esto no significa desconocer la realidad de mi historia pero a esta altura de la vida –con casi 39 años– era un delirio que por un fallo judicial me desaparezcan nuevamente en democracia y se apriete un botón y aparezca alguien que para mí no existe, con un nombre y un apellido que no me identifica", dijo Hilario en diálogo con Infobae.

Todo comenzó en el año 2008 cuando los padres adoptivos de Hilario fueron sometidos a un ilegal juicio y condenados a pesar de ser inocentes


Recién el año pasado, la Cámara confirmó la sentencia y ordenó que se inscriba con el nombre que le había puesto su madre biológica

Llegado a ese punto, Hilario acudió a la justicia y explicó que no tenía intenciones de cambiar su nombre. Además, solicitó que el Estado le designe un abogado para que lo represente teniendo en cuenta que era el propio Estado el que lo había metido en la situación en la que se encontraba

En un primer momento se lo negaron pero luego la defensoría aceptó que uno de sus letrados defendiera los intereses de Hilario. 
  
Durante el trámite judicial -según le contó a Infobae- Hilario recibió muchas presiones para que desistiera de su solicitud, fundamentalmente de la asociación de abuelas de Plaza de Mayo.

Finalmente, el tribunal oral federal Nro. 4 aceptó los argumentos de Hilario y le permitió seguir usando el nombre que le pusieron sus padres adoptivos. 


La sentencia no está firme y, en caso de ser apelada, será la Cámara Federal la que deberá decidir si tiene que cambiar su nombre o si sigue siendo quien es desde hace 39 años: Hilario Bacca.
 

Leer el fallo contra los padres adoptivos de Hilario:
https://drive.google.com/file/d/0B7Ywu09Mm3ZqNnpGNmhPbnRpZzA/view?usp=sharing


lunes, 31 de julio de 2017

ANDAMOS FLOJOS DE PERSONALIDADES ILUSTRES: MADRE DE TERRORISTA FUE NOMBRADA "DOCTORA HONORIS CAUSA"


La Universidad Nacional de Córdoba otorgó su máximo grado académico, el título de Doctora Honoris Causa, a Lidia Stella Mercedes Miy Uranga, más conocida por todos como "Taty Almeida", integrante desde 1979 de "madres de Plaza de Mayo" y de "madres línea fundadora".

La distinción académica puso en valor "la extensa trayectoria de Almeida en la difusión y promoción de la defensa de los derechos humanos". El reconocimiento fue propuesto por el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Humanidades (FFyH) de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA, el pasado 22 de mayo y aprobado por el Consejo Superior el 27 de junio.

En su resolución 209/2017, el Consejo Directivo de la FFyH recuerda que 
"Taty Almeida es una presencia fundamental en las calles, en las marchas del 24 de marzo, en las rondas cada jueves en la Plaza y en el proceso de los juicios que condenaron a los responsables de los crímenes cometidos en la dictadura cívico-militar".

Asimismo, el texto también valora que 
"Taty aparece siempre como portadora de palabras urgentes y reflexiones necesarias para pensar, colectivamente, sobre los daños sociales tras la represión, el impacto del modelo económico implementado por la dictadura, y las secuelas culturales como sedimento del miedo y el individualismo".

La UNC considera que "la figura de Almeida constituye una referencia fundamental para la consolidación de la memoria colectiva de la sociedad argentina, la vigencia del estado de Derecho y la plena vigencia de los derechos humanos".

Luego de recibir, de manos del rector Hugo Juri, el título de Doctor Honoris Causa de la UNC, Taty Almeida expresó que 
el reconocimiento recibido significa una caricia para el alma y un premio a la lucha inclaudicable de todas las madres de Plaza de Mayo línea fundadora”.

Por su parte, Diego Tatián, decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC, consideró que el 
Honoris Causa para Almeida expresa el espíritu de una trayectoria que trata de ser justa con reconocer socialmente a las personas que han dignificado a la Argentina con su labor y su lucha”.


NR: Su hijo, Alejandro Martín Almeida era integrante del ERP-22 de Agosto, desprendimiento en 1973 del partido del Robi Santucho, PRT-ERP.


sábado, 29 de julio de 2017

ÚLTIMA LLAMADA


"La probabilidad de perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es justa".

Abraham Lincoln

Por 
Enrique Guillermo Avogadro

El miércoles por la noche, ese maloliente aguantadero en que se ha convertido el Congreso por obra y gracia de los representantes que hemos elegido durante años, confirmó la validez de esa descalificación y dio una nueva prueba de cuánta impunidad se garantiza en la Argentina a los corruptos; en especial, a aquéllos que conservan muchas "carpetas" y pueden transformarse en delatores, comprometiendo tanto a sus mandantes ex presidentes cuanto a sus cómplices de toda laya, sean gobernadores, intendentes o empresarios. Con la difusión de la lista de quienes votaron en contra de la exclusión de la Cámara del máximo operador de los Kirchner, la última esperanza de condena social se cifra en los votantes, ya que muchos de los "protectores" de ese impar delincuente se presentarán ahora buscando la reelección.

Por el contrario, la exposición en que se encontraba obligó a la Sala de feria de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal, integrada por Jorge Ballestero y Eduardo Freiler (un tipo auténtico: es un ladrón y parece un ladrón), a abstenerse de liberar a Víctor Manzanares, el eterno contador de los Kirchner y, sobre todo, de desplazar al Juez Claudio Bonadío de la causa "Los Sauces"; en la medida en que el segundo no tiene prurito alguno en demostrar su fidelidad a Cristina Fernández y sus personeros, seguramente esa inacción se debió al prudente disenso del primero, preocupado por la negativa repercusión que hubiera tenido cualquier otra resolución. Ahora, la decisión sobre ambos temas deberán adoptarla, ya como Sala I y con el concurso de Leopoldo Bruglia, al regreso de sus vacaciones; es probable que entonces los fallos resulten contrarios a los intereses de la mafia que nos gobernó durante una década.

Para que eso suceda debe tener éxito la concentración del 3 de agosto; ésta es la última llamada, ya que faltan sólo cinco días y le ruego extreme la difusión. El lugar elegido hace tiempo está aún en obra, y deberemos manifestarnos con banderas y velas sobre las calles Talcahuano, Lavalle, Tucumán, Libertad y, también, sobre la Diagonal Norte, ya que las plazas propiamente dichas se encuentran valladas.

Allí exigiremos al Poder Judicial, en las figuras de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura, que asuma de una buena vez el papel que la Constitución Nacional le asigna, y deje de ser el gran encubridor; su conducta durante las últimas décadas ha convertido a la República, cuya existencia misma se convierte en imposible sin Justicia, en el hazmerreir del mundo entero, en especial cuando se la compara con nuestros más cercanos vecinos.

Para morirnos de vergüenza es suficiente recordar el trámite impreso a causas como el crimen de Once, los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, la muerte de Alberto Nisman y el memorándum con Irán, el contrabando de armas a Ecuador y a los Balcanes (aún condenado, Carlos Menem irá por la reelección), la importación de chatarra ferroviaria, la privatización y la re-estatización de YPF y Aerolíneas Argentinas, el "dólar futuro", Skanska y los gasoductos, IBM y el Banco de la Nación, los desaparecidos fondos de Santa Cruz, los bolsos del convento, la caja de seguridad de Florencia, la pesca en el sur y el contrabando de drogas, las rutas pagadas e inexistentes, los imperios hoteleros, las importaciones de gas, los medicamentos "truchos", la intervención del INDEC y la falsificación de las estadísticas, Southern Winds y LAFSA, los diamantes de Angola, las varias valijas de Antonini Wilson, los negociados con Hugo Chávez y tantos otros casos emblemáticos.

Me resisto a flagelarlo, querido lector, y por eso no voy a inventariar otra vez qué sucede en toda la región, salvo en la trágica Venezuela. Mañana mismo, el régimen que encabeza Nicolás Maduro rezará el responso final por la democracia en su país, que será enterrada con la "elección" de una convención constituyente que le permitirá perpetuarse en el poder, sobre el asesinato de más de cien compatriotas, de miles de presos políticos, de la hambruna generalizada y de la quiebra de la economía.

La situación interna ya reviste carácter de genocidio -¿nuestros organismos de derechos humanos continuarán con su silencio cómplice?- por la falta de alimentos y medicinas, y además está produciendo una crisis humanitaria en los países fronterizos, como Colombia y Brasil, por el éxodo de miles de venezolanos que sólo pretenden sobrevivir.

Pero todo ello no ha influido sobre el ánimo de la sociedad civil que, con inmenso coraje, sigue enfrentando pacíficamente, todos los días, la violenta represión del Ejército y de paramilitares armados por el mismo Gobierno, potenciados por decenas de miles de "asesores" cubanos. Además, se ha incluido en los documentos personales de los ciudadanos un código QR, que permitirá al régimen saber con exactitud cómo votarán, por lo cual todos los empleados públicos y los beneficiarios de planes sociales estarán sometidos a una coerción extrema.

La salida final de la crisis venezolana, que tanto expone la ineficacia de las organizaciones internacionales -en especial del Mercosur, cuya declaración condenatoria fue bloqueada por Uruguay y contó con la abstención de Bolivia- es de muy difícil predicción, y es harto probable que termine en una guerra civil. Las fuerzas armadas venezolanas, vinculadas al contrabando y el narcotráfico, están equipadas con los medios de combate más modernos, suministrados y operados por cubanos, y no tendrán empacho alguno en masacrar a la población puesto que, si el chavismo perdiera el poder, se cortaría la última posibilidad del comunismo isleño de sobrevivir.

Describir ese escenario obliga a pensar en qué hubiera podido pasar en la Argentina si Daniel Scioli (seguramente ya habría sido desplazado) y Carlos Zannini hubieran vencido en 2015, acompañados nada menos que por Anímal Fernández y Martín Sabbatella desde la Provincia de Buenos Aires. Hoy, con seguridad, nuestro país se hubiera convertido en una réplica de lo que sucede en Venezuela y en México. Si hoy el kirchnerismo estuviera en el poder, la crisis terminal que legó a su sucesor -y que éste erróneamente se abstuvo de explicitar- ya habría estallado y los violentos carteles, como sucede en Rosario y en el Conurbano, estarían luchando por territorios y monopolios, llenando de cadáveres las calles de todo el país.

Para comprobarlo basta con observar la situación en provincias como Formosa, Tucumán, Santiago del Estero y, en especial, Santa Cruz, gobernadas por verdaderos señores feudales desde siempre. En todas ellas, campea la más abyecta inmoralidad, se roba sin tasa ni medida y los narcotraficantes encuentran verdaderos paraísos. Nefastos personajes como Ricardo Jaime, José López, Julio de Vido y Cristina Fernández estarían gobernando, mientras "empresarios" como Lázaro Báez, Cristóbal López, Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), los Eskenazy, o Sergio Spolsky seguirían haciendo de las suyas a costa de todos los demás.

Por todo eso, para recuperar la Justicia, hago esta última llamada para el vuelo que saldrá el #3A hacia una Argentina mejor. No lo pierda porque, si lo hace, deberá preguntarse si no es usted también cómplice.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado


lunes, 24 de julio de 2017

URUGUAY COMIENZA A VENDER MARIHUANA "PARA COMPETIR CON EL NARCOTRÁFICO"

Por primera vez en la historia del continente, un país de América Latina venderá marihuana de manera oficial: a partir del miércoles 19 de julio, casi 5000 ciudadanos registrados como “adquirentes” pueden comprar marihuana recreacional” en 16 farmacias del país a 1,30 dólar el gramo.

Por Guillermo Garat

La droga, por ahora, está libre del impuesto al consumo (IVA). Así lo decidió el Estado, que fijó el precio para competir sobre todo con el cannabis que llega desde Paraguay y se comercia de manera ilegal (una marihuana prensada de calidad inferior, que abastece también a Brasil y Argentina).

Uruguay es el primer país del mundo que compró, germinó y entregó —en febrero de 2016— 4000 plantines de marihuana a dos empresas que las florecieron y cosecharon por primera vez en mayo de 2016. Las autoridades uruguayas dicen que ya tienen una existencia de 400 kilos de marihuana de calidad para vender en las farmacias.

Esta es la tercera forma de acceso a la marihuana prevista en la Ley 19.172, que reguló el mercado en este pequeño país suramericano en diciembre de 2013. Hasta este miércoles, los ciudadanos uruguayos mayores de 18 años interesados en acceder al cannabis legal podían elegir entre cosechar en su casa hasta medio kilo de marihuana al año o asociarse con amigos, conocidos o algún jardinero y plantar hasta 99 plantas hembras para llevarse una porción mensual de 40 gramos como máximo. Desde el 19 de julio, también pueden optar por comprar en las farmacias hasta 40 gramos al mes.




El cannabis se comercializará en un empaque de plástico trilaminado con dos cierres. Uno tipo zipper y otro de seguridad para evitar perfumar las tiendas y preservar las características vegetales. El envoltorio, en color azul y blanco, tiene recomendaciones: usar el cannabis vaporizado (fumado), no mezclar con otras sustancias psicoactivas, evitar su consumo durante tareas de aprendizaje, de memoria o en el embarazo. El uso está prohibido para menores de 18 años.

El contenido del envase pesa cinco gramos. Las farmacias pueden almacenar hasta dos kilos en armarios amurados para evitar robos. También cuentan con un sistema de aviso a la policía.




Hasta el viernes anterior al comienzo de la venta había 4893 “adquirentes” registrados en las oficinas del correo estatal. El trámite para inscribirse no lleva más de cinco minutos y exige presentar cédula de identidad, comprobante de domicilio y responder una encuesta. Un escáner dactilar almacena las huellas de los usuarios en servidores informáticos para corroborar la identidad del comprador y que no se pasen de la cantidad permitida. El sistema usa la misma tecnología que los servicios financieros. Las otras dos formas de conseguir cannabis también requieren registro.

Los farmacéuticos no tienen acceso a los datos personales del comprador. Solo sabrán si está habilitado a través de un lector de huellas digitales. Los datos están encriptados y el servidor se bloquea si alguien lo mueve.

La gestión de los datos sensibles fue uno de los puntos débiles del proceso y recibió críticas durante los debates sobre la regulación del mercado de cannabis.



Diego Olivera, secretario de la Junta Nacional de Drogas (JND) —una agencia que depende de la presidencia del país—, admite que “el registro es una restricción. Por más que se otorguen todas las garantías de protección de datos exige un nivel de confianza hacia las instituciones que no todo el mundo tiene necesariamente”.

Las cifras le dan la razón. De las 161.475 personas que la Junta Nacional de Drogas estima que usan marihuana al menos una vez al año, solamente unas 5000 se registraron para comprar en farmacias.

En diciembre de 2013 el parlamento votó la ley para regular el cannabis. En 2014 empezó a funcionar el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) que habilitó, en primer lugar, el registro para el cultivo hogareño. Desde entonces, 6942 personas confiaron sus datos al Estado para poder sembrar, cultivar, cosechar y almacenar hasta 480 gramos anuales de marihuana por hogar.

El mismo año comenzaron a funcionar también los "clubes de membresía". Entre 15 y 45 personas pueden formar una asociación civil para plantar marihuana legal y acceder a 40 gramos mensuales por socio.

La economía del cannabis




El principal argumento que el gobierno del ex presidente José Mujica repitió para impulsar la reforma a las políticas de drogas era que había que quitarle una porción del mercado al narcotráfico.

La Dirección de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas de Uruguay le arrebató en 2016, en total, 4373 kilos de marihuana al narcotráfico, fundamentalmente material paraguayo prensado.

La legalidad parece que será más efectiva que la policía para quitarle utilidades al narcotráfico.

Si las farmacias vendieran las cuatro toneladas de marihuana que comenzaron a comercializar la semana pasada (cada empresa puede producir un máximo de dos toneladas anuales), el consumo total de "cannabis legal", en las tres modalidades previstas por la ley, sobrepasará ampliamente las incautaciones policiales.

Esto bajó el supuesto de que los 63 "clubes de cannabis" acopien su máximo posible (1200 kilos) y que los autocultivadores cosechen cada gramo de su cuota legal (3192 kilos). Estas cantidades ya pisan los talones a los números de la policía. Si además los adquirientes consumen las cuatro toneladas, el cannabis legal duplicará los resultados de la policía.

Cuando los casi 5000 usuarios de las farmacias entren al mercado regulado, un cuarto de la demanda total del país será legal, de acuerdo con las estimaciones de Monitor Cannabis, un núcleo académico multidisciplinario dedicado a estudiar al nuevo mercado regulado, que funciona en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (UdelaR) y coordina investigadores de distintas universidades.

Economía de Estado



En Uruguay, el Estado dirige el negocio cannábico. La ausencia de publicidad y el énfasis en la prevención estrangulan cualquier estrategia comercial por fuera de las ideas gubernamentales. Uruguay compró las semillas en España y las germinó en el Instituto Nacional de Semillas. En agosto de 2014 se realizó el llamado a licitación pública abierta internacional para elegir dos postulantes —se presentaron 22— para cosechar y distribuir; pero no para vender.

Cuando necesiten renovar existencias, las farmacias se comunicarán con la agencia de regulación. El IRCCA entonces hará el pedido a las empresas. Las restricciones están hechas a la medida de un pequeño país con tradición estatal.

La inversión inicial prevista de Simbiosys, una de las dos licenciatarias, fue de 1.700.000 dólares el primer año. Las utilidades estimadas llegarían a medio millón de dólares en cinco años.

Las farmacias se quedarán con el 30 por ciento del precio final de venta. Otro 10 por ciento será para el Estado que recaudaría un millón de dólares anuales si los usuarios se fuman las cuatro toneladas previstas por años. Las dos licenciatarias, Simbiosys e International Cannabis Corporation (que cotiza en la bolsa de Valores de Toronto), se quedarán con 0,90 dólares por cada gramo vendido. Son responsables del transporte y de todas las inversiones necesarias para hacer crecer las plantas, cosecharlas y distribuirlas.

Las empresas tienen un monopolio sobre el canal de distribución, pero no pueden hacer publicidad de las dos variedades comercializadas bajo los nombres genéricos de Alfa y Beta. Cada variedad corresponde a los dos tipos de marihuana que el Estado entregó a las empresas. Las plantas germinaron en el Instituto Nacional de la Semilla y las empresas cosecharon sus frutos. Alfa es un híbrido de la subespecie índica, una cepa más bien de relax, introspectiva. En Beta predomina la subvariedad sativa, asociada al humor.




Las dieciséis farmacias no cubren todo el territorio uruguayo. Pero hay veinte más con intención firme de comenzar a la brevedad y otras esperando conocer cómo se mueve el producto.

La ideología judicial

La regulación del cannabis en Uruguay no ha sido en todos sus aspectos como muchos la imaginaban. El gobierno no ha presentado los informes técnicos de evaluación y monitoreo que exige la ley. El comité científico hace meses que no se reúne y tampoco se han conformado algunas comisiones necesarias para la implementación de la ley.

A pesar de la nueva reglamentación, existieron casos de cultivadores legales allanados. La policía no respetó el manual de procedimiento que los obliga a cuidar las plantas en custodia y, si fuera el caso, devolverlas en óptimas condiciones.


Para Gianella Bardazano, profesora del Instituto de Teoría General y Filosofía del Derecho de la Universidad de la República (UdelaR), también existe una “ideología judicial relacionada con la edad y la formación de los magistrados
. Algunos jueces, explica, “le atribuyeron el peor de los sentidos a la modificación del estatus legal del cannabis.

“El consumo 'recreativo' para ellos no existe; son adictos, señala la investigadora especializada en políticas de drogas.

Una de las últimas polémicas en Uruguay es que las variedades disponibles en las farmacias tienen un bajo porcentaje de THC, principio activo responsable del “viaje” de la marihuana: un 2 por ciento, cuando las variedades más habituales tienen como piso un 10 por ciento.

La decisión responde a una visión sanitarista que encarnó el Ministerio de Salud Pública de Uruguay, dijeron fuentes del proceso. Pero el IRCCA tiene cinco variedades más que están siendo testeadas para incorporar a las farmacias. Su máximo valor de THC será de 8 por ciento, confirmaron desde el instituto regulador.

Otro de los puntos que ha generado sospechas y ha alimentado teorías conspirativas —desde que nunca se iba a cumplir con la venta prevista en la ley hasta que las semillas iban a ser de Monsanto porque había intereses en juego— fue el silencio oficial que mantuvo el gobierno durante todo el proceso, tal vez como estrategia defensiva.

De Uruguay a Latinoamérica




Desde que el ex presidente José Mujica propuso regular, especialistas, activistas, académicos, periodistas y políticos de todo el mundo llegaron a Uruguay para conocer la experiencia del país. Uno de ellos fue Andrés López Velasco, director del Fondo Nacional de Estupefacientes de Colombia, responsable gubernamental de que la marihuana medicinal funcione en su país.

En 2016 Colombia votó la Ley 1.787 para la investigación científica y el cannabis medicinal. López explicó a The New York Times en Español que prestaron atención a la legislación uruguaya para desarrollar cáñamo industrial. En Uruguay ya se entregaron siete licencias para este cannabis sin efecto psicoactivo, pero con usos textiles y de alimentación, entre otros.

“En las variedades que tienen THC para uso medicinal aquí [en Colombia] establecemos la obligatoriedad de que todo se procese en aceites y extractos”, explicó López. Algo que Uruguay todavía no ha podido lograr a pesar de haber sido el primer país latinoamericano en aprobar una ley y su reglamentación para el cannabis medicinal.

Colombia está por hacer el llamado para poner en funcionamiento la fabricación y venta de cannabis medicinal. A un año de aprobada la ley, los laboratorios y las universidades ya testean cannabis medicinal para estandarizar la producción de aceites. En Uruguay, a cuatro años de la ley, la marihuana medicinal brilla por su ausencia ante los reparos que el Ministerio de Salud Pública (MSP) muestra en cada discusión interna.

México, por otra parte, consiguió eliminar la penalización del uso de cannabis medicinal a finales del año pasado. “Todos estamos mirando a Uruguay para ver cómo va la venta en farmacias. Uruguay permite visualizar entre modelos, comparar y sacar una idea de la regulación preferida”, señala Zara Snapp, consultora en políticas de drogas con base en México.

“Lo que pasó en Uruguay sirve para relativizar el peso de los tratados de control de sustancias. Uruguay relativizó el peso de los tratados en general”, opina Catalina Pérez Correa, socióloga y antropóloga de asuntos jurídicos del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) de México, que discute activamente sobre regulación de mercados de drogas en México.

“Frente a cien años de prohibicionismo se creó un sistema nuevo y es 'un gran logro'. Hay un debate en todo el mundo donde también son muy lentas las iniciativas para regular los mercados y romper el prohibicionismo rígido. Uruguay lo está rompiendo y está ensayando con 'coraje cívico' un nuevo sistema”, opinó Milton Romani, ex secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND) en dos periodos y ex embajador de Uruguay ante la OEA.

El modelo uruguayo está empezando a caminar en una región que, muy tímidamente, apenas tocó sus marcos normativos. Los porcentajes de THC, el registro y las carencias institucionales podrían mejorar. “Hay una curva de aprendizaje”, repiten desde el IRCCA.

“El paso del tiempo irá dictaminando cuáles de las restricciones tienen que mantenerse y cuáles pueden evolucionar o eventualmente flexibilizarse”, señala Olivera, el actual secretario de la JND.

“Es la primera vez que se hace algo de esto en el mundo”, dice Sebastián Aguiar, doctor en Sociología y coordinador de Monitor Cannabis, “es muy difícil que todo salga bien”.

nytimes.com/es

(Las ilustraciones y resaltados en el texto no provienen del texto original)


MALVINAS: EX COMBATIENTE CALIFICA DE "ATROCIDAD" LAS IMÁGENES DE LAS EXCAVACIONES EN EL CEMENTERIO DE DARWIN Y REITERO SU OPOSICIÓN A ESTA EXHUMACIÓN


Viedma.- El director de Veteranos de Guerra y candidato suplente a diputado nacional por JSRN, Rubén Pablos, calificó de “atrocidad” las imágenes de las excavaciones que se están realizando en el cementerio de Darwin en Malvinas para identificar a 123 combatientes sepultados allí.

Dijo que una gran parte de los veteranos y familiares se manifestaron en contra de esta tarea denominada Plan de Proyecto Humanitario que firmaron la Argentina y el Reino Unidos, con la intervención de la Cruz Roja.

Indicó que se violó un artículo de ese plan que impedía difundir imágenes de este operativo de identificación abriendo de nuevo una herida profunda en los familiares de los excombatientes. “No cuidaron la parte humanitaria de estas personas que entregaron sus hijos a la Patria”, aseveró.


Pablos señaló a APP que “hay una parte del gobierno anterior, acompañado por algunos veteranos, que intentaron poner la causa Malvinas dentro de los derechos humanos e intentaron también confundir y que los caídos en Malvinas eran desaparecidos de la dictadura”.

Agregó que “nosotros siempre sostenemos que si bien la guerra fue llevada adelante por un gobierno de facto y yo con 19 años, conscripto, no tenía nada que ver con la dictadura, ni siquiera tenía el conocimiento profundo que tenemos hoy, fuimos orgullosos a defender a la Patria, con el desconocimiento de lo que era una guerra, pero con el uniforme de San Martín y a defender la bandera de Belgrano”. “Esa fue nuestra realidad y nuestro orgullo”, aseveró.



“Nosotros nunca nos sentimos víctimas ni nos quisimos victimizar, y también somos los primeros en no levantar la bandera de la guerra”, afirmó.

Informó que “lo que intentaron hacer desde hace dos años y medio es identificar algunos cuerpos de compañeros que no están con su nombre en el cementerio de Darwin, y lo que nosotros decimos y lo hemos dicho con muchos familiares, es que sabemos quiénes son, cómo murieron, la mayoría fueron enterrados por nosotros mismos, entonces sabemos cómo es el cementerio de Darwin”.

Expresó seguidamente a APP que “es una falta de respeto que a 35 años, dicho por los familiares, abran esta herida profunda, porque ellos ya habían hecho su duelo, ya habían llorado a sus seres queridos, y se vuelve atrás a todo esto solamente por una cuestión política.

Señaló que “se empezó a tergiversar todo”, mencionando que hay una Comisión de Familiares de Caídos que por ley son los responsables del mantenimiento y del cuidado del cementerio de Darwin “y ni siquiera ellos fueron convocados porque no estaban en el ala política del gobierno nacional”.

ANTECEDENTES

Para llegar a esta exhumación fue necesario atravesar una larga cadena de marchas y contramarchas, ya que en primer lugar a la fecha no se ha podido aún contar con la aprobación de la totalidad de los familiares de los caídos. En algunas circunstancias incluso no existen datos sobre su paradero.

No obstante, el proceso de negociación iniciado en 2011 finalmente logró cierto margen de complacencia por los sectores que más se oponían, fundamentalmente cuando se obtuvo un compromiso de las partes involucradas de que no se dispondría de oficio el traslado de los cuerpos identificados al continente. Esto solo se aceptó en caso de voluntad manifiesta de cada familia en particular.

Entre la Cruz Roja Internacional y los gobiernos de Argentina e Inglaterra se elaboró un pormenorizado protocolo para la realización de la tarea. En el artículo 6° del documento se señala taxativamente todo lo relacionado con la reserva en la que se debe llevar a cabo el procedimiento. En ese punto se incluye la prohibición de cualquier tipo de presencia periodística o de difusión de imágenes.

Sergio Novarin, presidente de la Confederación de Veteranos de Guerra de la Provincia de Buenos Aires, señaló que: “Están llegando fotos tremendas y teníamos el compromiso expreso de las autoridades argentinas de que esto no ocurriría”.

El escándalo nace a partir de la publicación en una página de Facebook llamada “Relatos históricos de la guerra de Malvinas” cuyo titular dice llamarse Dante Cantone. Según los datos del perfil, el usuario habría nacido en 1976, por lo que no sería veterano de guerra.

Las fotos no fueron difundidas ni pertenecen al equipo de la Cruz Roja Internacional que trabaja en el cementerio. Ninguno de los miembros del CICR compartió ni autorizó la publicación de imágenes de la labor humanitaria que están llevando a cabo en Darwin.

Tanto los familiares consultados como varios referentes de los veteranos de guerra han anticipado que solicitarán algún tipo de explicaciones a las autoridades argentinas responsables de verificar que se cumpla el compromiso asumido por ambos gobiernos y el organismo internacional. 

(APP)

viernes, 21 de julio de 2017

INSÓLITO: A 93 AÑOS DE LA "MASACRE DE NAPALPÍ" HARÁN "JUICIO POR LA VERDAD"


Lo confirmó el fiscal federal ad hoc de derechos humanos de Resistencia, Diego Vigay, quien desde hace tres años trabaja en la apertura de un proceso que "arroje justicia" a la muerte de unos 400 integrantes de pueblos indígenas, hecho ocurrido el 19 de julio de 1924.


Pedro Balquinta, último sobreviviente de la 'masacre' que declaró ante la Fiscalía Federal, fallecido en 2015.

El fiscal federal ad hoc de derechos humanos de Resistencia e integrante de la agrupación kirchnerista justicia legítima, Diego Vigay, informó que desde hace tres años la unidad de derechos humanos que integra, lleva adelante una "investigación preliminar" para concretar un “juicio por la verdad” por el genocidio de unos de 400 integrantes de los pueblos indígenas qom y moqoit, en lo que se conoce como La Masacre de Napalpí”, hecho ocurrido hace 93 años. 

En ese sentido, anticipó que en los próximos meses se elevaría un requerimiento ante la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, "para avanzar con la búsqueda de justicia en lo que se considera equiparable a un 'delito de lesa humanidad' que obliga al Estado Argentino a investigarlo por la adhesión a los Tratados Internacionales incorporados a la Constitución Nacional".

Vigay reveló que “estamos trabajando en un requerimiento para un ‘juicio por la verdad’. Es un trabajo que nos va a demandar unos meses, es mucho lo que se ha recopilado en estos tres años que llevamos de 'investigación'. Y, aparte, tiene toda una fundamentación de derecho internacional, de antecedentes jurisprudenciales, pero tenemos la pretensión de pedirle a la jueza federal Zunilda Niremperger que se lleve adelante un "juicio por la verdad" en la jurisdicción por lo que fue la Masacre de Napalpí”.

 “Teniendo que ver con el proceso de juzgamiento de 'crímenes de lesa humanidad' de la última dictadura militar, nosotros entendemos que en este caso también existe la obligación del Estado argentino. Si bien no existen imputados con vida, eso daría lugar a lo que se denomina ‘juicio por la verdad’”, explicó el fiscal federal de ddhh. 

En ese sentido, Vigay recordó que “la Argentina ya supo tener los 'juicios por la verdad' en los años noventa, esto tuvo que ver con las leyes de Punto Final y Obediencia Debida que obstruían formalmente, procesalmente, llevar adelante juicios convencionales, y en ese marco se llevaron adelante en distintas jurisdicciones del país 'juicios por la verdad', en el Chaco también”.

A esos antecedentes, se le suma un fallo de la Cámara Federal de Resistencia en la causa por la Masacre de Rincón Bomba (hecho ocurrido en octubre de 1947 en Formosa por el cual procesaron en el año 2015 al ex Gendarme Carlos Smachetti falleciendo a la edad de 96 años hace unos meses) que consideró que se trataba de un 'crimen de lesa humanidad' y que el Estado argentino tiene la obligación de juzgarlo. “Eso habilita a que aquí en el Chaco se pueda llevar adelante un ‘juicio por la verdad’”, señaló.
 
Vigay precisó que en la causa se ha recopilado profusa documentación histórica, incluyendo trabajos de investigadores del CONICET, fotografías, el relato filmado de sobrevivientes como Rosa Chará, Melitona Enrique (fallecida en 2o08 a los 107 años) y el testimonio de Pedro Balquinta, el último sobreviviente fallecido a fines de 2015, además de las palabras de Sabino y Mario Yrigoyen -hijos de Melitona- y Carmen Rosa Delgado -hija de Rosa Chará- quienes testimoniaron sobre el relato que les había sido contado por sus madres, como parte de 'la tradición oral que forma parte de la construcción colectiva de la memoria de los pueblos originarios'

Vigay, muy optimista en cuanto a la concreción de este 'juicio por la verdad', afirmó: “Creemos que nos va a demandar entre dos, tres meses, quizás un poco más y ahí estaríamos solicitando a la jueza federal Zunilda Niremperger la posibilidad de llevar adelante un ‘juicio por la verdad’. Tenemos la pretensión de que sea oral y público para conocimiento de toda la comunidad cuando el juzgado federal entienda y corresponda”.

NR: ¿Algún día conoceremos las cifras millonarias que han salido del Estado (es decir de NUESTROS BOLSILLOS) para seguir abasteciendo el "curro de los ddhh"? 
Los "juicios por la verdad, la memoria y la justicia", ¿son algo más que dinero llenando las cuentas bancarias de jueces, fiscales, abogados, testigos y supuestas víctimas que cobran indemnizaciones? 
El verso repetido hasta el cansancio de “la búsqueda de la verdad y el ejercicio de la memoria histórica para que los hechos de violencia no se repitan, para establecer el por qué, cuándo y cómo se perpetraron las atrocidades y saber quiénes son los máximos responsables de los crímenes” ya nos tiene hartos.

BASTA DEL CURRO DE LOS DERECHOS HUMANOS!



jueves, 20 de julio de 2017

EL SOCIALISTA Y BOLIVARIANO FORO DE SAO PAULO, LA MAYOR TRAMA DE CORRUPCIÓN DE AMERICA


El Abogado constitucionalista, politólogo, sociólogo y político boliviano, Carlos Sanchez Berzain, que también es catedrático, escritor y popular conferenciante, acaba de publicar un revelador artículo en el que, bajo el título de “Corrupción del Foro de Sao Paulo y sus corruptos en lista de espera”, explica cómo los fiscales y jueces de Brasil han develado la mayor trama de corrupción política transnacional de América, “organizada y operada por los líderes de la izquierda desde el Foro de Sao Paulo”.

Según explica Sanchez Berzain en su texto, se trata de corrupción política del más alto nivel que utilizó cerca de 15 empresas constructoras de Brasil para su ejecución y que a partir del caso “lava jato” y las confesiones de Odebrecht, dejó claro que el principal objetivo y consigna de los llamados socialistas del Foro de Sao Paulo fue que “nunca mas falte dinero para la acción política”. “Llevaron la corrupción a casi todos los gobernantes de la región, hoy acusados, presos, o encubiertos en la impunidad del poder que aún detentan, pero que ya están señalados e integran la lista de espera de corruptos del Foro de Sao Paulo”.

Hay que recordar que el Foro de Sao Paulo fue fundado en 1990 por el brasileño Partido de los Trabajadores (PT), integrado con los partidos y grupos de izquierda de Latinoamérica en la ciudad de Sao Paulo (Brasil) para “reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda, para debatir el escenario internacional después de la caída del muro de Berlín y las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe”. “Se trató de una iniciativa de Fidel Castro y su régimen por la crisis creada por la terminación de su fuente de subsistencia al extinguirse la Unión Soviética. En su fundación en 1990 el único miembro del Foro de Sao Paulo que tenía poder era una dictadura, el Partido Comunista de Cuba, y veinte años después, el año 2010, la mayoría de sus miembros ejercían el gobierno y la dictadura cubana había tomado el liderazgo político de la región”.

El Foro de Sao Paulo, en que también participaron activamente Izquierda Unida y distintas organizaciones políticas y sociales españolas que posteriormente darían lugar a la marca de extrema izquierda Podemos, es el resultado directo del fin de la guerra fría con la desaparición de la Unión Soviética y por eso formuló como premisa de acción política el plan castrista de “multiplicar los ejes de confrontación” ante la insuficiencia y desaparición de la confrontación del comunismo contra el capitalismo o de la simple lucha del proletariado. “Decidieron copar y operar temas de grupos sociales, sectoriales, funcionales y territoriales como el feminismo, el ecologismo, el regionalismo, el indigenismo, la defensa de género y todos los temas posibles para enfrentar a la democracia que señalaron como neoliberalismo. Multiplicaron los ejes de confrontación para remodelar y disfrazar la derrota del comunismo marxista soviético que arrastraba al castrismo”.

La década de los 90, explica Carlos Sanchez Berzain, es considerada la “década perdida para los izquierdistas del Foro de Sao Paulo” porque no pudieron desestabilizar ni afectar seriamente el creciente fortalecimiento de la democracia latinoamericana y atribuyeron su fracaso a la falta de recursos económicos, de dinero, en un momento en que el principal promotor del Foro –la Cuba castrista- estaba en lo peor de la miseria con el denominado “periodo especial”. La democracias fortalecidas de la región fueron indolentes respecto a la situación del pueblo cubano porque nada hicieron para la recuperación de la democracia en Cuba en el momento de mayor oportunidad. Si los 90 fue la década perdida para los izquierdistas por falta de dinero, en verdad fue la década perdida para la democracia de Latinoamérica que no se consolidó y permitió la supervivencia de la dictadura en Cuba y su recreación con la llegada del dinero y el petróleo venezolanos de la mano de Hugo Chávez.

“La alianza entre Chávez y Castro salvó a la dictadura castrista y le permitió estabilizarse al punto de reactivar su permanente objetivo de expandirse por las Américas convirtiendo el derrotado foquismo guerrillero de los sesenta y setenta en foquismo electoralizado no desprovisto de violencia. Chávez fue la piedra angular con los recursos petroleros venezolanos y ejerció liderazgo regional con un Castro sutilmente subordinado y convertido en el “oráculo de la Habana”, derrocando gobiernos en Ecuador y Bolivia y desestabilizando varios. En principio los recursos para la política fluían solo de Venezuela y Chávez lo hacía abiertamente, hasta que Lula da Silva llegó al poder y a partir de 2003 puso en marcha el mayor sistema de corrupción política transnacional institucionalizado para y con sus amigos del Foro de Sao Paulo”.

En opinión de Carlos Sanchez Berzaines, que ha escrito libros como “La dictadura del siglo XXI en Bolivia”, “La lucha por la democracia” o “Las leyes infames”, la idea fundamental para internacionalizar la corrupción, confesada por no pocos políticos del esquema, era la de “independizar la acción política y los partidos políticos miembros del Foro de Sao Paulo de los empresarios” y contribuyentes a veces reticentes, roñosos o caprichosos en sus aportes. Se trataba de formar capital propio para cumplir la consigna de que “nunca mas falte dinero para la acción política” y para eso Lula da Silva como Presidente usó el sistema para otorgar “créditos de Brasil” a “gobiernos amigos” (sus socios del Foro de Sao Paulo) para “obras de infraestructura” ejecutadas por “empresas brasileras” con un sistema de desembolso a las empresas, pero con un mecanismo –ahora develado- de coimas y comisiones para políticos y la política de los integrantes del Foro de Sao Paulo, que no tardó en expandirse a los servidores y simpatizantes a cambio de sus votos en organismos internacionales y su silencio cómplice en el desmantelamiento de la democracia en la región.

“El movimiento bolivariano, proyecto Alba o socialismo del siglo XXI es la creatura del Foro de Sao Paulo para dar a Hugo Chávez la impresión que el militar venezolano lideraba el movimiento de las izquierdas latinoamericanas porque era el que ponía el dinero, cuando en verdad la estrategia y los objetivos estuvieron siempre –y están- en control del castrismo cubano. La muerte de Chávez superó esa dificultad y el poder se concentró abiertamente en Cuba con su instrumento político el Foro de Sao Paulo. La riqueza venezolana entregada por Chávez se reforzó con la corrupción de los contratos de construcción por miles de millones de dólares del Brasil de Lula y Rousseff, además del narcotráfico con las FARC de Colombia, los cocaleros de Evo Morales desde Bolivia y los carteles que han hecho de la dictadura venezolana el eje del narcotráfico. Seguro que con toda esta estructura no les puede faltar dinero por muchas generaciones”.

Pero el esquema de corruptela del Foro de Sao Paulo -que no es la única fuente de corrupción- está al descubierto y los pueblos deben recuperar sus recursos. Hay enjuiciados y encarcelados notables en los países con democracia, que se caracterizan entre otras cosas por la vigencia del “estado de derecho”, la división e independencia de los órganos del poder público que permite “independencia judicial” y sobretodo “prensa libre”. En Brasil se ha destituido de la Presidencia a Dilma Rousseff, se ha condenado a nueve años y medio de prisión al ex presidente Lula da Silva, hay gran número de políticos y empresarios presos, enjuiciados y se avanza con los procesos. En Perú se han expedido órdenes de detención contra el ex presidente Alejandro Toledo y declarado prófugo, están presos el ex presidente Ollanta Humala y su primera dama, avanzan las investigaciones.

“Hay un grupo de países con resultados relativos como Argentina donde avanzan las investigaciones respecto a los gobiernos Kirchner y la justicia no debería tardar en develar los alcances de la trama multimillonaria; en Colombia las sindicaciones van sobre la campaña electoral con actual presidente Juan Manuel Santos; en Dominicana hay algunos presos y muchos con libertad provisional con sospechas de encubrimiento o atenuación; los gobiernos de otros países con democracia que pueden verse incluidos en los escándalos como Panamá van lentamente”.

El tema de fondo es el de los políticos y gobernantes en la lista de espera de la corrupción del Foro de Sao Paulo. Los pueblos saben quienes son pero gozan de encubrimiento. Se trata de los países sin democracia, de las dictaduras del socialismo del siglo XXI, Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua que encubren con impunidad absoluta. En Cuba los contratos para la obras del puerto de Mariel dan señales de sobreprecios y sobornos por cientos de millones de dólares; en Venezuela son miles de millones de dólares de contratos y de un encubrimiento total; en Ecuador, Rafael Correa realizó exitosamente el encubrimiento de nombres de los corruptos para pasar la elección y se fue a Bélgica; en Bolivia Evo Morales oculta la trama de la muerte de José María Bakovic el Director del Servicio Nacional de Caminos al que la dictadura eliminó para avanzar con el lava jato boliviano en obras como la carretera de Tipnis para la que Lula viajó como promotor; en Nicaragua un eficiente control de prensa aún funciona. A todos estos regímenes, luego de la corrupción del Foro de Sao Paolo les aguarda la de los “contratos chinos” y sabe Dios qué más.

“Los personajes en la lista de espera de la corrupción del Foro de Sao Paulo son muchos y muy notables: son y forman parte de los grupos de poder de los Castro en Cuba, Chávez y Maduro en Venezuela, Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia y los esposos Ortega en Nicaragua?.…son ellos mismos?......los pueblos parecen no tener duda pero quieren saber el detalle, con cuantos millones de dólares y como se recuperarán esos montos”.


LaTribunaDelPaisVasco